Protocolo manejo de ganado bovino en corral de engorda
22 febrero, 2018
Bienestar térmico en las aves; “La clave para la persistencia productiva”
2 mayo, 2018
Mostrar Todo

El caballo en los deportes

El hombre ha seleccionado al caballo como animal de trabajo y de deporte, es así como en nuestro medio cada vez cobran más importancia las actividades deportivas en los equinos, como son carreras de velocidad, carreras a campo traviesa, equitación y exhibiciones en pista. La preparación de los equinos para las diversas competencias deportivas exige buen conocimiento de las respuestas y adaptaciones fisiológicas del organismo del caballo al ejercicio, esto permite adoptar estrategias específicas en su manejo con el fin de optimizar dichas adaptaciones y lograr una buena preparación y desempeño de los caballos de alto rendimiento. Si se comparan los distintos eventos, es claro que hay una gran diferencia en la demanda energética y las funciones bioquímicas durante el ejercicio; sin embargo, en general, todas estas actividades generan funciones fisiológicas similares a partir de la metabolización del glucógeno hepático, muscular y de los depósitos de grasa. Durante el ejercicio hay un suministro de energía aeróbico y anaeróbico simultáneamente, aunque el sistema aeróbico predomina en actividades de resistencia, en actividades de potencia participan los sistemas anaeróbicos principalmente; sin embargo, se debe tener en cuenta que el sistema aeróbico oxidativo se activa en todos los eventos. Esto tiene implicaciones son importantes que sean tomadas en cuenta, para la planificación del entrenamiento, pues se debe tener claridad sobre las cualidades que se quieren desarrollar (resistencia, velocidad o ambas) y dirigirlo el trabajo en función de aquello que se desea conseguir.

El caballo se ha considerado como “el atleta élite” por excelencia entre todas las especies animales, ya que su gran adaptabilidad metabólica secundaria a la plasticidad de las fibras musculares y su excepcional capacidad cardiorrespiratoria le permiten desarrollar tanto la resistencia como la fuerza, cualidades necesarias para alcanzar un buen desempeño deportivo. Aprovechando estas cualidades anatómicas y fisiológicas innatas del equino, el hombre ha creado desde hace tiempo varias actividades deportivas en binomio (jinete-caballo), como equitación de salto, alta escuela o dressage, carreras de velocidad, carreras a campo traviesa o raids, contiendas, polo, hockey, rejoneo y las exhibiciones de paso. Para cada modalidad deportiva existe una selección racial, debido a que la composición muscular es el principal factor determinante de la aptitud física del caballo, y la proporción de los diferentes tipos de fibras musculares en el equino están determinadas genéticamente. Así que se ha destinado preferencialmente a los caballos cuarto de milla para carreras de velocidad de 400 a 1000 m, a los caballos purasangre inglés (PSI) para carreras de velocidad de 1000 a 2200 m, a los caballos andaluces para el salto, a los caballos árabes para actividades de resistencia y al caballo criollo colombiano para exhibiciones en pista en los aires de trocha, galope, trote, paso fino y también para los rides.

En las diferentes disciplinas deportivas, el entrenamiento físico no modifica las características morfológicas del equino, las cuales están determinadas genéticamente, pero sí mejora su capacidad de adaptación, ya que influye sobre algunos parámetros fisiológicos y sobre la capacidad funcional del animal. Los esfuerzos físicos repetitivos a través de un período largo de trabajo conducen a variaciones en los sistemas metabólico, cardiovascular y respiratorio, lo cual hace posible responder a la demanda metabólica exigida por actividad corporal específica, bien sea deportiva o de trabajo.

El principal factor limitante para alcanzar un buen nivel competitivo en los diferentes eventos, es el suministro de combustible a la célula muscular, limitado por la eficiencia del metabolismo energético. Por esto, es importante conocer el funcionamiento normal del metabolismo en el caballo atleta, pues sus adaptaciones fisiológicas al ejercicio exigen un excelente y cuidadoso manejo del entrenamiento, de la salud y de la alimentación por parte de los preparadores y los Médicos Veterinarios, quienes deben trabajar conjuntamente para lograr el mayor rendimiento deportivo en estos atletas naturales.

Las principales fuentes de energía en el caballo son la glucosa y los ácidos grasos. La eficiencia con la cual estos sustratos proporcionan energía es mejor en animales que se encuentran bajo un programa regular de entrenamiento de resistencia, tanto en reposo como durante el ejercicio. En términos generales, los ácidos grasos volátiles, proveen más energía que la glucosa, pero su metabolismo es más lento, así que, en reposo, una tercera parte de las necesidades energéticas en el equino son cubiertas por la oxidación de los carbohidratos y las dos terceras partes restantes son cubiertas por la oxidación de las grasas.

Ahora bien, durante el ejercicio, la contracción muscular demanda un gasto de energía mayor que en condiciones basales, el cual varía considerablemente según el tipo, la intensidad y la duración de la actividad física realizada y del estado físico del animal: por esto, un buen rendimiento y desempeño deportivo dependen en gran parte, de un adecuado aporte energético a los músculos, el cual se obtiene de los sustratos provenientes del organismo y de la ingestión de nutrientes cuando se realiza una actividad física, glucosa y los ácidas grasos son los principales sustratos utilizados por el equino para suplir la demanda energética; el consumo de proteínas con este fin es poco relevante, estos sustratos no son utilizados directamente por el músculo, sino que deben transformarse en adenosín-trifosfato (ATP) para ser utilizados por la fibra muscular como energía. La formación y el desdoblamiento (hidrólisis) del ATP son procesos continuos en el organismo, pero la velocidad de síntesis es mayor que la de hidrólisis en condiciones de reposo, mientras que durante el ejercicio ocurre lo contrario (predomina la hidrólisis), por el aumento de la demanda energética.

En la cuestión cardiovascular es importante aportar elementos que promuevan la formación de glóbulos rojos de calidad y en la cantidad necesaria para una efectiva trasportación de oxígeno.

Vitaminas: las vitaminas son nutrientes que los caballos necesitan en pequeñas cantidades, la cantidad real puede variar de una vitamina a otra y de un caballo a otro. Los caballos necesitan vitaminas para las funciones normales del organismo, estos requisitos los reúnen por diferentes vías, como son:

  • Vitaminas en los concentrados.
  • Agregando vitaminas a las fuentes suplementarias.
  •  Por síntesis microbiana en el tracto digestivo.

Las vitaminas pueden separase en dos grandes grupos:

  1. Vitaminas liposolubles: A-D-E-K (Solubles en aceite).
  2.  Vitaminas hidrosolubles: C y el complejo B (Solubles en agua).

Las vitaminas solubles en agua son relativamente no tóxicas, sin embargo los excesos en vitaminas liposolubles pueden tener efectos colaterales serios. Puede presentarse deficiencias vitamínicas limitadas en los caballos sin que estos muestren ningún problema obvio, sin embargo cuando esto ocurre, el crecimiento, mantenimiento, reproducción y rendimiento pueden verse afectados. Los caballos que se someten a trabajo todos los días o entrenamiento han mostrado un incremento en los requerimientos de ciertas vitaminas, si los comparamos con los que requieren para simple mantenimiento. Las vitaminas A-D-E y el complejo B son vitaminas que necesitan ser incrementadas conforme estos sean sometidos a aumentos en niveles de trabajo o exigencia. La vitamina A se encuentra presente en forma natural en los pastos y el heno, en la forma de Beta caroteno, esta forma puede verse pobremente absorbida por los caballos y puede verse adversamente afectada si los pastos y henos son impropiamente manejados.

Vitamina A: por sí misma no se encuentra en las plantas, sino en precursores, los carotenos, que sí se encuentran en muchas formas. Están involucradas en la visión, integralmente en las membranas mucosas y como componente del tejido conectivo, son Importante en la resistencia a las infecciones y desarrollo óseo.

Vitamina D: desarrollo y fortaleza de los huesos, regulación del calcio y el fósforo. Por lo tanto se puede decir que un mal desarrollo corporal está asociado con deficiencias de vitamina D.

Vitamina E: antioxidante interno. Mantenimiento integral de la membrana celular (mejorando la resistencia), fortalece el sistema inmune. Es parte importante para la integración y funcionamiento de los sistemas reproductivo, muscular, circulatorio y nervioso.

Vitamina K: su principal función está asociada con el tiempo de coagulación de la sangre.

Vitamina B1 (Tiamina): envuelta en el metabolismo de los carbohidratos. Sus deficiencias pueden aumentar los niveles normales de lactato en la sangre. Juega un importante rol en el metabolismo de la glucosa.

Vitamina B2 (Riboflavina): requerida como parte de muchas enzimas involucradas en el metabolismo de carbohidratos, grasa y proteína.

Niacina: requerida en la síntesis de los ácidos grasos así como en el metabolismo de los aminoácidos.

Vitamina B6 (Pirodoxina): Metabolismo de proteínas, carbohidratos y grasas.

Ácido Pantoténico: necesario para el apropiado ciclo en las hembras. Así como en el estado de la piel y el pelo.

Vitamina B12: trabaja junto con el ácido fólico para formar las células de los glóbulos rojos, así como en el mantenimiento del sistema nervioso, también en el metabolismo de energía.

Ácido Fólico: formación de los glóbulos rojos, crecimiento de los tendones y huesos. Mantenimiento y construcción de la estructura celular y resistencia de los huesos.

Biotina: participa en la síntesis de los ácidos grasos. Keratina (Paredes de los cascos de los caballos). Integralmente en la piel y el pelo. Algunos estudios llevados a cabo con animales con problemas de cascos, han mostrado una respuesta efectiva a la suplementación con biotina en la dieta.

Ácido ascórbico (Vitamina C): componente necesario para la reparación de los tejidos y tendones. Antioxidante.

Necesidades de vitamina E: no todos los caballos necesitan ser suplementados con vitamina E, bajo las siguientes condiciones es que se debería suplementar:

  • Caballos sin acceso a pasturas verdes.
  • Caballos alimentados con heno viejo o concentrados peletizados.
  •  Caballos en condiciones de inviernos severos que pasan mucho tiempo en graneros o cuadras.
  • Caballos expuestos a cercas pintadas con restos de creosatos
  • Caballos asperjados con excesos de insecticidas
  • Caballos con EDM, EMND, EPM, y potrancos hijos de caballos con EDM
  • Potros mayores de 2 años
  • Caballos enfermos sobre todo aquellos afectados del sistema inmune
  • Caballos muy viejos con incapacidad gastrointestinal para absorber la vitamina E de los pastos
  • Ejercicio pesado o caballos de carreras
  • La necesidad de vitamina E es de aproximadamente 2,000 IU por día para prevenir un trastorno neurológico

Electrolitos (sales): son absolutamente necesarios para el animal, normalmente se hallan en todas las dietas comerciales, sino se pueden administrar en forma de piedra de sal. Debe valorarse su necesidad en animales que hacen ejercicio físico en verano.

Aminoácidos esenciales
Los aminoácidos esenciales son aquellos que el organismo no puede sintetizar a partir de otras sustancias como vitaminas o carbohidratos, por lo cual deben comerse todos los días, sino el caballo los tomará de otras partes de su organismo para proveer su mantenimiento diario. Por lo tanto estos aminoácidos son muy importantes en la dieta. La exclusión de incluso un aminoácido esencial de la dieta o la reducción de un aminoácido esencial respecto a su necesidad, reducirá la síntesis de la proteína total en el sistema. En caballos en donde el mantenimiento cotidiano es necesario y a su vez se requiere la creación de nuevas células como una prioridad de entrenamiento, se requiere un equilibrio de aminoácidos preciso. En nuestro país las fuentes de proteína utilizadas en los concentrados a partir de subproductos de trigo y arroz, harina de soya entre otros son de un buen perfil de aminoácidos, por lo que no es tan necesario la suplementación con aminoácidos extras.

Principales Aminoácidos
Alanina, arginina, ácido aspártico, ácido glutámico, carnitina, cisteína, creatina, glicina, histidina, lisina, metionina, fenilalanina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, prolina, serina, tirosina, treonina, triptofano y valina.

Glutamina
Es el aminoácido libre más abundante en el tejido muscular. Cumple un rol importante en la síntesis de proteínas y aumenta la síntesis de glucógeno a través de mecanismos desconocidos.
La glutamina previene la degradación de proteínas musculares contráctiles inducida por cortisol, aumenta los niveles de GH, puede crear un ambiente anabólico en las células musculares y determinar parcialmente la tasa de recambio (turnover) proteica en el músculo.

Probióticos
En los últimos años se viene hablando con mayor insistencia acerca de la importancia de los probióticos en la dieta de los animales domésticos y esto incluye a los caballos. Según la FDA de los Estados Unidos, el término probiótico se refiere a aquellos suplementos que se añadan a las dietas de los animales, compuestos por células vivas o sus medios de cultivos, los cuales deben necesariamente provocar los efectos positivos en el balance microbiano intestinal. Por su parte Stokes, señala que el concepto original del uso de probióticos fue el de reducir los efectos negativos del estrés mediante la prevención del establecimiento de microorganismos patógenos o bien el incremento de microorganismos benéficos en la flora intestinal.

Los microorganismos más utilizados como probióticos para equino, son: Lactobacillus acidophilus, Streptococos faecium, Bacilus subtilis y levaduras como Saccharomyces cerevisiae. Dentro de los microorganismos presentes en el tracto digestivo de los caballos, responsables de la fermentación en el ciego se encuentran bacterias, levaduras y protozoarios. La compañía Vi-Cor sustenta como un aporte a la sanidad del sistema digestivo de los equinos la suplementación conjunta de Lactobacillus acidophilus y Saccharomyces cerevisia, para lograr no solo un ambiente favorable a la flora microbiana nativa del tracto digestivo sino también para sustentar la “Teoría de la exclusión competitiva” la cual se fundamenta en la experiencia en animales afectados por bacterias patógenas como E. coli las cuales si llegan a ocupar primero los tejidos epiteliales del tracto digestivo degradan éste, generando hemorragias y contaminando con toxinas posteriormente el torrente sanguíneo, el principio de la “Teoría de la exclusión competitiva” es que si se logra ubicar primero bacterias benéficas como Lactobacillus acidophilus éstas ocuparán los espacios en el tejido epitelial no permitiendo el acceso a E. coli y así por exclusión competitiva protegen el tracto digestivo. Según la compañía Lesaffre, la acción que producen las levaduras al ser suplementadas en la dieta del equino se puede resumir en los siguientes puntos:
Actúan como un nutriente adicional, mejoran el consumo de alimento, promueven la utilización de proteínas y grasas, disminuye el costo de alimentación, mejora la recuperación de animales enfermos, corrigen trastornos digestivos, todo ello como producto de una mayor digestibilidad de la fibra y por ende de mayor disponibilidad de energía para el equino, se da un incremento en la ganancia de peso de los animales suplementados cuando se comparan con los no suplementados. Las levaduras pueden proveer un beneficio extra en la dieta de los caballos, al incrementar la digestibilidad de los alimentos así como la retención del nitrógeno. Incremento en la digestión de las fibras y una mayor eficiencia en la conversión de los alimentos suplidos, son de los beneficios más comúnmente encontrados al suplementar los caballos con levaduras. El aumento en la digestibilidad de la fibra, calcio y fósforo, y la retención del nitrógeno fueron observados en caballos de tres años, alimentados con una dieta que contenía levaduras y un 50-70% de forrajes.

Gamma oryzanol
Es obtenido del aceite de arroz integral y es parte de un grupo de esteroides que se encuentran en la naturaleza (fitoesteroles). En principio utilizado en animales, por ejemplo como suplemento de caballos de carrera.

Octacosanol: contribuye a un mejor aprovechamiento de nutrientes, estimula la producción hormonal y aumenta de la resistencia física durante el parto.

PiSA® Agropecuaria cuenta con una línea especializada en la preparación de animales deportivos o de competencia, así como para animales en recuperación por ejercicio, la cual incluye el uso de los siguientes productos:

Iron Horse® (Hierro sacarato): también conocido como complejo de hidróxido de hierro III con sacarosa, zucrocomplejo hidrixido férrico, hierro oxido sacaratado, hierro sucrosa, complejo de hierro sucrosa y hierro azúcar. Se usa en el tratamiento de procesos anémicos en caballos por deficiencia de hierro. También se usa en el síndrome preanémico; mejora el rendimiento de caballos de competencia, ya que actúa como un elemento de la oxigenación celular. Indicado antes y después de cirugía, para estimular el apetito y durante la época de cruza, tanto en sementales como en hembras. Se puede usar en la preparación de caballos de competencia.

Dosis:
Potros después del destete: 400 mg equivalentes a 20 mL totales.
Caballos entre 200 y 400 kg: 400 mg equivalente a 20 mL cada tercer día (de 4-6 veces) hasta un total de 80 a 120 mL.
Caballos de 400 kg o más: 400 mg equivalente a 20 mL al día durante 10 días o 1000 mmg equivalente a 50 mL cada tercer día por cuatro ocasiones, hasta un total de 200 mL.

Vitabecid® (Butafosfan con vit. B12): es un reconstituyente general que contiene fósforo orgánico y vitamina B12, indicado en casos de estrés, ejercicio excesivo, cansancio, resistencia reducida y como tónico en caso de debilidad, anemia secundaria y resfriado; adicionalmente apoya la fisiología del músculo, en el tratamiento de la infertilidad, tetania y parésis, como complemento en la terapia de calcio y magnesio. Está indicado para mejorar el estado general de los animales, aumentar el rendimiento y resistencia de los caballos.

Vía de administración y dosificación:
Vitabecid® se puede administrar por vía subcutánea, intramuscular o endovenosa.
La dosis recomendada para equinos adultos es de10 a 20 mL y potros de 5 a 12 mL.

Beplenovax® Vet (Vitaminas del complejo B y glucosa al 5%): se indica en estados con dificultad o impedimento para la ingestión o absorción de líquidos o alimentos, como en el período postoperatorio, en trastornos gastrointestinales intensos o como apoyo en terapias de soporte, hipovitaminosis, desnutrición, convalecencia, como complementación de líquidos y vitaminas del complejo B, en casos de infección y quemaduras.

Dosis y vía de administración:
La administración deberá realizarse por venoclisis continua, la dosis varía de acuerdo a los requerimientos de líquidos y vitaminas del complejo B de cada caso en particular.
La dosis habitualmente utilizada es de 10 a 15 mL/kg IV.

Mass performance Caballo (Vitamina E, ácidos grasos omega 3 y 6 y gamma orizanol): suplemento alimenticio, diseñado para complementar la alimentación de cualquier caballo en general; particularmente del caballo de trabajo, deportivo y de competencia.

Indicaciones y beneficios de uso:

  • Se puede administrar diariamente, en cualquier etapa y durante toda la vida del caballo.
  • Mejora la condición corporal y pelaje, gracias a la adición de Omega 3 y 6.
  • Provee excelente aporte de energía, al ser una fuente rica de aceites de origen vegetal.
  • Contiene vitamina E: excelente antioxidante, que mejora el funcionamiento del sistema inmunológico del animal.
  • Favorece la resistencia física, gracias a la adición de Gamma Orizanol, considerado un anabólico natural.
  • Al ser una fuente rica de energía, reduce la ingesta de granos; lo que contribuye a disminuir la presencia de ulceras gástricas y cólicos.
  • Su presentación en aceite contribuye a lubricar el tracto gastrointestinal, que favorece el tránsito alimenticio y de la materia fecal.

Contraindicaciones:

  • No administrar en potros lactantes, ya que su sistema digestivo aún no está adaptado al consumo de aceites vegetales y minerales.
  • No sobrepasar las dosis recomendadas, de lo contrario, se pueden presentar heces muy blandas o diarrea osmótica por el exceso de aceite en la dieta.

Dosis y vía de administración:

  • Dosis inicial; para mejorar la motilidad intestinal: administrar 60 mL (2 oz).
  • Para mejorar las condiciones de pelaje, aumentar la ganancia de peso (mejorar condición corporal): administrar 90 mL (3 oz).
  • Dosis de mantenimiento; para aumentar la musculatura y el rendimiento energético: administrar 120 mL (4 oz).
  • Para caballos de tiro, percherones y frisones: administrar 150 mL (5 oz).
  • Para caballos de alto rendimiento, convalecientes o en recuperación por procesos quirúrgicos: administrar, 180 mL (6 oz).

Administre MASS PERFORMANCE dos veces al día junto con el alimento o directamente en el hocico del animal.

Mass Performance Yegua (Vitamina E, ácidos grasos omega 3 y 6, gamma orizanol y octacosanol): Suplemento alimenticio diseñado y pensado especialmente para la preparación de yeguas en la época de empadre, para complementar la alimentación durante la gestación y la lactancia.

Indicaciones y beneficios de su uso:

  • Pude administrarse diariamente durante toda la vida de la yegua, incluso hembras no gestantes.
  • Fuente rica de aceites de origen vegetal, que proporciona un aporte energético adecuado.
  • Adicionado con Omega 3, 6 y 9, que contribuyen mantener un pelaje brilloso, fuerte y resistente.
  • La suplementación de Octacosanol, contribuye a un mejor aprovechamiento de nutrientes, estimula la producción hormonal y aumenta de la resistencia física durante el parto.
  • Contiene vitamina E, excelente antioxidante, que mejora el sistema inmunológico del animal.
  • Al ser una fuente rica de energía, reduce la ingesta de granos; lo que contribuye a disminuir la presencia de ulceras gástricas y cólicos.
  • Su presentación en aceite contribuye a lubricar el tracto gastrointestinal, lo que favorece el tránsito alimenticio y de la materia fecal.

Contraindicaciones:

  • No administrar en potros lactantes, ya que su sistema digestivo no está adaptado al consumo de aceites vegetales y minerales.
  •  No sobrepasar las dosis recomendadas, de lo contrario se pueden presentar heces muy blandas o diarreas osmóticas por el exceso de aceite en la dieta.

Dosis y vía de administración:

  •  Dosis inicial; para la preparación de la yegua para empadre y posterior al destete: administrar 60 mL (2 oz).
  • Para mejorar las condiciones de pelaje, aumentar la ganancia de peso (mejorar condición corporal) y durante la gestación: administrar 90 mL (3 oz).
  • Dosis de mantenimiento; para aumentar la musculatura o mantener la condición corporal idónea de la yegua y el rendimiento energético, posterior al parto y durante la lactancia: administrar 120 mL (4 oz).
  •  Para yeguas de alto rendimiento, convalecientes o en recuperación por procesos quirúrgicos: administrar, 180 mL (6 oz).

Administre MASS PERFORMANCE Yegua dos veces al día junto con el alimento o directamente en el hocico del animal.

Ponade® (Selenio y vitamina E), contiene selenito de sodio y vitamina E inyectables que actúan protegiendo las células contra peróxidos que causan degeneración y destrucción celular. También promueve la actividad del sistema de defensa y mejoran los resultados reproductivos.

MECANISMO DE ACCIÓN:
El selenio presenta una acción antioxidante, formar parte de la enzima glutatión-peroxidasa que protege la membrana celular contra los peróxidos que se producen en la oxidación de los lípidos tisulares.
La vitamina E, impide la autoxidación de los lípidos y participa en la síntesis de prostaglandinas mejorando la actividad del sistema inmunitario.

TRATAMIENTO:

  • Una sola aplicación o cada dos meses.
  •  3 semanas antes del parto, al momento del empadre, al momento del parto.
  • Sementales: cada seis meses.